#madriña

Aunque este post va dedicado al Restaurante A Maceta de Santiago, del cual me inspiré para proponerle a Adrián el plato del miércoles en Radio Coruña, el tartar de atún rojo, permitidme que las primeras líneas sean para el tartar de atún de Miga…madre de Dios del amor hermoso!!!! Adictivo, sublime, espectacular…tenéis que probarlo!!!

Y es que uno de los platos más solicitados este verano en los restaurantes es el tartar de atún. Lo probé el pasado mes de mayo en A Maceta, de Jorge Gago. Delicioso, fresco, entraba de maravilla en el bonito local santiagués que dirige el ganador del premio al Cociñeiro Novo en el Forum Gastronómico de este año.

Aprovechando que los túnidos están en temporada y que es un plato alegre y ligero para las temperaturas estivales, me parecía la elección perfecta para que Adrián Felipez nos lo desmigara en el programa Cocina de Mercado de Radio Coruña, pero nos hemos tenido que conformar con una versión de su tartar de atún. Resulta que este plato, junto con los callos y alguno más son los únicos que guarda como oro en paño, recetas propias que nunca desvelará…al menos hasta ahora, aunque la opción de ir a tomarlo a su restaurante Miga es igualmente apetecible.

Es un formato fresco, apetecible y que si respetamos bien el producto hacemos identificar el sabor al comensal. En Miga lo sirven con helado de tomate, lo que lo convierte en un plato aún más fresco…y aunque insisto, no nos da su receta, sí nos ayuda  a preparar un exquisito tartar de atún rojo para hacer nosotros en casa. Tomad nota:

“Picamos el atún rojo, quitandole esas fibrillas que tiene y que acaban siendo molestas a la hora de masticar. Le ponemos un poquito de ácido, que va a ser un poquito de zumo de lima, vamos a añadirle un poquito de yema de huevo, que lo va a hacer mucho más meloso, unas semillitas de sésamo, las archiconocidas siete esepcias chinas, para darle un poquito de picante y un poquito de aroma también…y un poquitín de tamarindo, un puré de tamarindo que lo va a hacer un poquito más afrutadito…lo revolvemos bien todo, lo ponemos a punto de sal, ya sea con sal o podemos utilizar soja o tamari, lo que gustemos para darle esa salinidad. Lo revolvemos bien fuerte para que ligue esa grasa del túnido con todo el aceitito, la yema, etcétera y cree una pequeña salsita y listo”.

Si lo dejamos mucho tiempo en la salsa, vamos a perder la propiedad, el gusto del atún, porque el ácidode la lima hace efecto cocción. Así que tan sencillo como remover y a comer…

De A Maceta de Jorge Gago, me llevo además los exquisitos sabores de los Huevos Etcécetera:

El babalao con emulsión de piquillo y espinacas:

Y el gran descubrimiento del vino Sin Palabras, edición especial:

Como remate a la comida con mi querida amiga Almudena, la que me ha descubierto A Maceta, y en honor a ella, he probado postre (no es habitual) y me he llevado una grata sorpresa con la Sobremesa de las Indias:

Me ha alegrado saber que Aída, hija de Isabel Bravo de Radio Coruña, es la autora de los postres de A Maceta. Enhorabuena a todos chicos!

Este artículo lo tenéis también en Mundiario, pero ahí no encontraréis esta foto: LA FOTO de aquella maravillosa comida en A Maceta de donde salí nombrada ‘madriña’ de Tristán, el bebé de Almu y Manuel. Gracias chicos!!!! Qué emoción!!!

@tasteatandenjoy

 

Advertisements

2 thoughts on “#madriña

  1. 🙂

    Que tiempo has dedicado a tremendo a porte y hay cuantiosas
    informacion que no conocia que me has aclarado, esta genial..
    te queria corresponder el periodo que dedicaste, con unas infinitas gracias, por aconsejar a gente como yo jejeje.

    Besos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s